Receta de chilaquiles con salsa de mole

Descubre el secreto de cómo elaborar chilaquiles con salsa de mole, una deliciosa combinación de sabores que hará explotar tu paladar. ¿Te has preguntado qué tipo de mole queda mejor en este platillo tradicional mexicano? Pues hoy te revelaremos la respuesta. Tanto el mole rojo como el verde son opciones deliciosas, pero ¿sabías que el color del mole puede influir en tu estado de ánimo? Según estudios científicos, el mole rojo puede aumentar la energía y la pasión, mientras que el mole verde puede promover la calma y la relajación. Así que, dependiendo de cómo te sientas, podrás elegir el mole perfecto para tus chilaquiles. ¡Prepárate para disfrutar de una experiencia culinaria única y llena de sorpresas!

Ingredientes y Modo de preparación: Chilaquiles con salsa de mole

Tiempo estimado de elaboración: 30 minutos

Ingredientes (6 comensales):

– 500 gramos de totopos de maíz
– 2 tazas de mole (rojo o verde)
– 1 taza de crema agria
– 1 cebolla blanca picada
– 1 taza de queso fresco desmoronado
– 1 manojo de cilantro picado
– Aceite vegetal para freír los totopos
– Sal al gusto

Modo de elaboración:

1. Primero, calentar el aceite en una sartén grande y freír los totopos hasta que estén dorados y crujientes.
2. En otra olla, calentar el mole a fuego medio hasta que esté caliente.
3. Agregar los totopos a la olla con el mole y mezclar bien.
4. Cocinar a fuego lento durante 5 minutos para que los totopos absorban el mole.
5. Mientras tanto, preparar la crema agria mezclando la crema con la cebolla picada.
6. Servir los chilaquiles de mole en platos individuales.
7. Luego, agregar una cucharada de crema agria con cebolla encima de cada porción.
8. Espolvorear queso fresco desmoronado y cilantro picado sobre los chilaquiles.
9. Añadir sal al gusto y servir caliente.

¿Cómo mejorar esta receta de Chilaquiles con salsa de mole?

Ya sabes cómo elaborar chilaquiles con salsa de mole. Si deseas mejorar esta receta de chilaquiles de mole, podrías considerar agregar algunos ingredientes adicionales para enriquecer el sabor y la textura del platillo. Por ejemplo, podrías añadir pollo desmenuzado o carne deshebrada para agregar proteína y hacerlo más sustancioso. También podrías agregar algunos vegetales como tomates picados, chiles jalapeños o pimientos para darle un toque de frescura y un poco de picante. Además, podrías considerar utilizar un queso más fuerte y sabroso, como el queso añejo o el queso cotija, en lugar del queso fresco desmoronado, para realzar el sabor del platillo. Por último, podrías experimentar con diferentes tipos de totopos, como los de colores o los de maíz azul, para agregar un toque visualmente atractivo al plato.