¿Cómo darle un color rojizo al pesto con tomates secos?

Pesto rojo con tomates: Variación con tomates deshidratados

¿Cómo preparar pesto rojo con tomates secos? El pesto es una deliciosa salsa que se caracteriza por su color verde vibrante. Pero, ¿sabías que también puedes darle un toque de color rojizo utilizando tomates secos? Sí, así es, los tomates secos no solo le añaden un sabor intenso al pesto, sino que también le dan un aspecto visualmente atractivo. Además, es una forma creativa y divertida de disfrutar de esta salsa clásica de una manera diferente.

En esta receta te enseñaremos cómo lograr ese color rojizo utilizando tomates secos y otros ingredientes simples que seguramente ya tienes en tu despensa. ¡Prepárate para sorprender a tus invitados con un pesto de tomates secos que no solo es delicioso, sino también hermoso a la vista!

Ingredientes y Modo de preparación: Pesto con tomates secos

Tiempo estimado de elaboración: 20 minutos.

Ingredientes (6 comensales):
– 2 tazas de albahaca fresca
– 1/2 taza de piñones
– 3 dientes de ajo
– 1/2 taza de queso parmesano rallado
– 1/2 taza de aceite de oliva
– 1/2 taza de tomates secos
– Sal al gusto

Modo de elaboración:
1. Remojar los tomates secos en agua caliente durante 10 minutos.
2. Escurrir los tomates y reservar el agua de remojo.
3. En una licuadora, añadir la albahaca, piñones, ajo, queso parmesano y los tomates secos.
4. Triturar los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.
5. Agregar el aceite de oliva poco a poco mientras se continúa licuando.
6. Si la mezcla está demasiado espesa, añadir un poco del agua de remojo de los tomates.
7. Probar y añadir sal al gusto.
8. Verter el pesto en un frasco hermético y refrigerar hasta su uso.
9. Servir el pesto de tomates secos sobre pasta, pan tostado o como aderezo para ensaladas.

¿Cómo mejorar esta receta de: Pesto rojo?

Ya sabes cómo preparar pesto rojo con tomates secos. Para mejorar esta receta podrías considerar agregar un poco de pimiento rojo asado para darle un color rojizo más intenso. Además, podrías añadir un toque de limón para realzar los sabores y darle un poco de frescura al pesto. También podrías experimentar con diferentes tipos de nueces, como las nueces de macadamia o las nueces de pino, para darle un sabor más rico y textura diferente.

Por último, podrías añadir un poco de chile rojo en polvo si te gusta el picante, para darle un toque extra de sabor. Estos pequeños cambios pueden hacer que tu pesto de tomates secos sea aún más delicioso y sorprendente. ¡Prueba diferentes combinaciones y encuentra tu versión perfecta!